viernes, 22 febrero 2019

Su Propio Estilo

E-mail

 

No hace falta ser demasiado, experto para detectar el estilo de una persona. Se puede advertir en su modo de vestir, en el caso de las mujeres en las alhajas o accesorios, en la conversación y en sus gustos por las artes. Más aún, si se tiene acceso a los papeles que nuestro personaje, garabatea mientras habla por teléfono, esos trazos darán idea cabal de su estilo; de acuerdo a ellos lo calificaremos como alguien con tendencias clásicas o barrocas, más inclinado a la austeridad de las formas rectas y a una geometría rigurosa, o cautivado por las curvas voluptuosas, las líneas irregulares y sorpresivas.


estilosRecuerda, por ejemplo, y no es una infidencia, que el arquitecto italiano Franco Purini sólo dibujaba, mientras hablábamos, cuadrados, de diversos tamaños y en diferentes posiciones; los cuadrados eran absolutos protagonistas de sus intrincados diseños espontáneos.


Error Básico
Son muchos los casos en los que el propio sujeto abjura de su estilo en mérito a adoptar una pose o un "status". Es entonces, que se dirige al arquitecto para pedirle una casa "estilo normando" o un interior "estilo Luis XVI", en muchas ocasiones, se puede pedir una cocina moderna, una recepción inglesa y el dormitorio francés.


Esta esquizofrenia, formal parte de un error básico, el de no reconocer la época en que se vive, suponiendo que la historia se vive irremediablemente hacia atrás y que sólo goza de prestigio auténtico lo que se registra en el pasado

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos